Los gremios que representan a docentes, estatales, médicos y judiciales bonaerenses rechazaron la idea que viene barajando el Gobierno acerca del quite la cláusula de ajuste automático del salario por inflación en las negociaciones paritarias provinciales.

 

Archivo Infonews.
Archivo Infonews.

 
El macrismo quiere imponer un aumento de sueldos cercanos al 15 por ciento, con una cláusula de revisión en reemplazo de la cláusula gatillo. Los economistas más ortodoxos ya palpitan una inflación anual con un piso del 22%.
 
En ese sentido, los sindicatos bonaerenses consideraron que la actualización automática es "fundamental". Además rechazaron el techo del 15%.
 
El 30 de noviembre se resolvió que el inicio de negociaciones paritarias docentes arrancaría en diciembre para comenzar a discutir salarios de 2018, pero el Gobierno faltó a su palabra. 
 
Los judiciales bonaerenses acordaron el inicio de la paritaria para el 15 de marzo. En ese sentido, se esperan paritarias duras ante índices de inflación poco confiables de parte del Gobierno.
 
Personal de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (Cicop) y ATE provincia también rechazaron el quite de la cláusula gatillo.