El caso de los 34 cóndores envenenados en Malargüe conmovió a la sociedad. (Foto gentileza: Prensa Gobierno de Mendoza)
El caso de los 34 cóndores envenenados en Malargüe conmovió a la sociedad. (Foto gentileza: Prensa Gobierno de Mendoza)

Más de 60 científicos que trabajan en biología de la conservación en 15 países de Sudamérica, Norteamérica, Europa, África y Asia solicitaron al Gobierno argentino que tome medidas urgentes en respuesta a los crecientes casos de envenenamiento de fauna silvestre que se están registrando en todo el país.

Los especialistas enviaron una carta destinada al presidente Mauricio Macri, al ministro de Ambiente y Desarrollo de la Nación, Sergio Bergman, y al ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere.

La alerta en la comunidad científica internacional se activó con la intoxicación de 66 cóndores, ocurrida en los últimos 13 meses en Argentina, con casos de muerte masiva en las provincias de Jujuy y Mendoza.

“Los estudios toxicológicos realizados han demostrado científicamente que se está utilizando carbofuran para los envenenamientos, un poderoso producto químico con elevada toxicidad, prohibido en varios países del mundo, pero aún permitido en Argentina", indicaron los investigadores.

Y agregaron: “Resulta evidente que los pobladores rurales acceden fácilmente a este agroquímico y lo usan indebidamente con el objetivo de controlar grandes carnívoros (pumas, zorros, perros, etc.). Así, se causa la muerte de numerosos ejemplares de distintas especies, muchas de ellas protegidas, claves para mantener el equilibrio ecológico y un ambiente limpio y sano. Además, esta forma de accionar contamina el suelo, el agua y pone en serio riesgo todas las formas de vida, incluso la humana".

Asimismo, alertaron sobre el vacío legal respecto al uso de los agrotóxicos en el país y solicitaron la sanción de una ley de trazabilidad y aplicación de agroquímicos a nivel nacional. Al respecto, el Programa de Conservación del Cóndor Andino realiza por estos días una campaña de recolección de firmas para exigir al Estado la sanción de dicha norma. Para adherirse, hacer click acá.