El secretario general de Camioneros, Hugo Moyano, brindó un fuerte discurso de cierre frente a la inmensa convocatoria que tuvo cita en la Avenida 9 de Julio contra las poíticas de ajuste del gobierno de Mauricio Macri.
 
El dirigente arrancó cuestionando las versiones que indicaban que la marcha era en apoyo a él y no en contra de las políticas de ajuste: “Dicen que vienen a respaldarme a mí, no estoy implicado en ninguna causa, pero si tuviera un problema, sepan que tengo las suficientes pelotas para defenderme yo solo”.
 
Luego de esas primeras palabras, la multitud comenzó a cantar “si lo tocan a Moyano les paramos el país” y continuaron con el cántico de insultos a Mauricio Macri que se viene repitiendo cada vez más a menudo en los estadios de fútbol. El sindicalista interrumpió y paró los agravios.
 

MOYANO : TENGO LAS SUFICIENTES PELOTAS PARA BANCARMELAS YO SOLO

 
En otro tramo duro del discurso, el líder sindical aseguró: "No somos antidemocráticos, no somos desestabilizadores, el objetivo es decirle al Gobierno señor Presidente, no siga aplicando políticas que hambrean a la parte más sensible de la sociedad”.
 
Además Moyano denunció que “los ataques a las organizaciones sindicales son para seguir llevando adelante políticas para hambrear a la gente y perjudicar a los trabajadores”.
 
“Los que más queremos la pacificación del país somos los trabajadores, pero la pacificación del país se hace con salarios dignos donde los chicos puedan comer dignamente”.
 
“Ellos no le tienen temor a los dirigentes, ellos les tienen temor a ustedes. Moyano no es nada, ¿saben por qué es algo Moyano? Porque lo respaldan ustedes. A los trabajadores tienen que tenerles respeto”, afirmó.
 
Antes de finalizar, el dirigente aclaró que no tiene “miedo de ir preso, estoy dispuesto a ir preso si la Justicia cree que tengo que ir. No tengo miedo de que me maten, estoy dispuesto a dar la vida por los trabajadores. Lo digo de corazón porque así lo siento. Aquí estoy, no me voy a ir del país, no tengo plata afuera como me quisieron inventar”. 
 
“Fíjense que estos señores, en los modelos económicos que tienen ni ellos tienen confianza. Si tuvieran confianza, toda la guita que tienen afuera la traerían a invertir al país, pero ni ellos se tienen confianza”, chicaneó. “Le digo al señor Presidente que no somos golpistas como lo fueron ellos en su momento, pero si somos luchadores”, aseguró.
 
Para el cierre, Moyano se guardó la frase más fuerte de su discurso: “Le digo una frase al señor Presidente. ‘Toda victoria es relativa, toda derrota es transitoria’, por eso compañeros preparémonos los trabajadores cuando llegue el momento de expresar la voluntad democrática. Piensen bien, los gorilas no pueden estar más en la conducción del país".