Foto Gustavo Pantano
Foto Gustavo Pantano

 
En Argentina, durante los dos últimos años tuvo lugar una escalada represiva de la protesta social, en un contexto de conflictos sociales intensos.
 
Durante 2016 y 2017, la persecución de militantes, activistas y organizaciones, las detenciones, la criminalización de manifestantes, las multas y clausuras a las organizaciones sociales y sindicales se repitieron a lo largo del país.
 
Se reiteraron situaciones graves de violencia policial contra las y los manifestantes: cacerías, policías con armas de fuego en las manifestaciones, efectivos y móviles sin identificación y el uso indiscriminado y a corta distancia de las armas llamadas "menos letales", como balas de goma, gases lacrimógenos y espray pimienta.
 
Las y los periodistas, reporteros gráficos, camarógrafos y asistentes, y en general quienes se encontraban registrando la actuación policial, fueron víctimas de esta violencia.

En muchos casos, debido al intento de tomar imágenes de lo que ocurría. A partir de un relevamiento de las noticias publicadas en los medios de comunicación y de los testimonios recopilados directamente por el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA), se llevó a cabo un documento que reunió información sobre las consecuencias de las represiones que tuvieron lugar durante 2017. 

EL INFORME COMPLETO

CELS SiPreBa Protesta social: violencia policial contra reporteros/as y periodistas by Diezio Foh Toh on Scribd