El presidente Mauricio Macri abrió el ciclo lectivo en la localidad correntina de Bella Vista en medio del paro por 48 horas de la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) que incluye una movilización al Ministerio de Educación.



La ceremonia que encabezó el jefe de Estado fue en la flamante Escuela 984 y asistieron también el gobernador Gustavo Valdés, el intendente local, Walter Chávez; el ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, y otras autoridades.

Sin embargo, el clima entre los docentes y el Gobierno es tenso: los gremios de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Río Negro, San Luis, Neuquén, Chaco, Entre Ríos, Jujuy y Tierra del Fuego, anunciaron que adhieren a la marcha que comenzará a las 11 e irá desde el Congreso al Palacio Pizzurno.

Mientras tanto, el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, responsabilizó a Ctera por la caída en la calidad educativa, al afirmar que “toda la sociedad está entendiendo que los resultados de la evaluación Aprender fueron producto de 12 años de ceterismo educativo. Y eso es lo que tenemos que cambiar entre todos".

Mientras tanto, la agenda presidencial también incluirá la inauguración de dos nuevos establecimientos escolares y visitará obras de desagües pluviales que se financian con fondos provenientes de Nación.

Noticias relacionadas