El Banco Central volvió a intervenir en el mercado de cambios como lo hizo hace dos días, aunque este caso no pudo frenar que el dólar subiera ocho centavos y que cerrará en $ 20,69. Las ventas se ubicaron dentro de un rango similar al del lunes pasado, de entre 30 y 35 millones de dólares.

En el segmento minorista el dólar subió 8 centavos respecto del cierre de ayer, en un promedio de $ 20,15 para la compra y $ 20,69 para la venta, según el precio promedio operado en la plaza relevado por el Banco Central.

Por encima de ese promedio se ubicaron las cotizaciones en las ventas por mostrador en los bancos Francés y Supervielle, en $ 20,75 para la venta; mientras que en el Itaú fue de $ 20,72.

En tanto, la cotización más baja correspondó al Banco Nación, donde cotizó a $ 20,15 para la compra y $20,65 para la venta en mostrador y $ 20,18 y $20,62 para las puntas compradora y vendedora en el segmento electrónico.

En el mercado informal el denominado dólar blue también subió 10 centavos y se ubicó en $ 20,25 para la compra y $ 20,65 para la venta, un valor inferior al existente en el segmento oficial.

A nivel mayorista la divisa estadounidense cerró a $20,31 y $ 20,41 en cada una de las puntas de la operación, siete centavos arriba del cierre de ayer pero dos centavos menos del máximo del día que se ubicó en $ 20,43.

El volumen negociado en el segmento de contado fue de US$ 687,9 millones sin que se registraran operaciones en el mercado de futuros en el Mercado Abierto Electrónico (MAE).

En el mercado de futuros del Rofex se operaron US$ 416 millones, de los cuales más del 30 % lo hizo para fin de mes a $ 20,65 y el plazo más largo fue junio a $ 21,78. Los plazos quedaron prácticamente sin cambios, no convalidando la suba del spot.