La cotización del dólar retrocedió catorce centavos, y quedó en 20,54 pesos, una cifra por encima de los 20 pesos absolutamente afianzada. Especialistas afirman que, al tener una economía literalmente dolarizada, en referencia a insumos -principalmente-, los aumentos del dólar se trasladan inmediatamente a los precios al consumidor.
 
Esta fue la cuarta intervención del Banco Central en la semana, quien inyectó dólares de deuda en el mercado para que el precio de la moneda norteamericana no explote.
 

El blue ya marca esa tendencia alcista y se cotizó a $ 20,65.