Domiciliaria a genocidas: Abuelas en alerta por la "indefensión" de nietos y nietas
Domiciliaria a genocidas: Abuelas en alerta por la "indefensión" de nietos y nietas

Las Abuelas de Plaza de Mayo manifestaron su preocupación "por la integridad física de nuestros nietos y nuestras nietas". Lo hicieron en una conferencia de prensa donde advirtieron sobre los peligros que podría entrañar el otorgamiento del beneficio de prisión domiciliaria para los genocidas y apropiadores condenados por delitos comentidos durante la última dictadura.

En ese sentido, Estela Carlotto expresó: "Exigimos que nuestros nietos y nietas puedan vivir finalmente en libertad". Este fin de semana, Guillermo Pérez Roisinblit, nieto restituido en el año 2000, hizo conocer a través de su cuenta de Twitter el terror que le infunde la posibilidad de que su apropiador, Francisco Gómez, quien lo ha amenazado de muerte, aparezca por su casa.

La abuela de Guillermo, Rosa Roisinblit, también presente en la conferencia de prensa, afirmó: "Aquel que cometió un delito tiene que cumplir con su condena". Y completó: "No hay libertad para quienes cometieron delitos de lesa humanidad".

"Esta sensación de indefensión que padecen nietas y nietos restituidos se reitera cada vez que quienes cometieron el delito de apropiarlos, secuestrarlos y asesinar a sus padres cuentan con el beneficio de volver a sus casas sin haber completado sus condenas en la cárcel", explicaron las Abuelas en un comunicado que se difundió luego.

"Como es sabido, los controles de las prisiones domiciliarias son casi nulos y, en muchos casos, estos criminales ya han violado ese beneficio en otras oportunidades", advirtieron finalmente.