El jefe de Gabinete, Marcos Peña, brinda desde las 11 el primer informe del año en la Cámara de Diputados. La sesión especial marca el inicio de la actividad parlamentaria en un año en el que el gobierno intentará pasar leyes como la reforma del Código Penal y el posible tratamiento de la despenalización del aborto.



El jefe de Gabinete declaró que "este proceso está basado en cimientos sólidos, que nos van a permitir crecer muchos años” y volvió a apelar al gobierno anterior para justificar las políticas actuales al afirmar que ocurre “al revés de otras experiencias recientes de crecimiento”.

“No estamos usando muletas ni incubando una crisis que después nos haga retroceder al punto de partida"
, consideró. Luego y a la espera de la cifra de inflación del INDEC, trazó un horizonte optimista.

"La inflación seguirá bajando y continuará el camino de la reducción que se inició en el 2016" y rechazó que haya "una avalancha de importaciones" en  un nuevo capítulo de la pelea del Gobierno con la UIA.

Previo a su exposición, Peña ya respondió 1.318 preguntas por escrito formuladas por legisladores que fueron desde el endeudamiento, pasando por los despidos en el INTI y el plan PROGRESAR, hasta la desaparición y búsqueda del submarino ARA San Juan.