Gabriel Fucks

El defensor Adjunto, Gabriel Fuks, explicó las herramientas que utiliza la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, que está trabajando con un programa de asistencia específico y no son sólo como mero observador en las movilizaciones sociales y políticas: "Hay que teminar con el uso desmesurado de la fuerza", insistió.

El ex legislador mantuvo una entrevista con Infonews y explicó que se busca que se respeten las leyes internacionales vigentes consagradas por las normas de las Naciones Unidas y la legislación aprobada en esta materia en la Ciudad, para poner freno "a la lógica represiva" de las autoridades de la cartera de Seguridad.

"Hay un mito que se va construyendo alrededor del tema del uso de la fuerza que es muy necesario primero desarmar, porque como todo mito hay que desarmarlo", insistió.

 Infonews: ¿Qué está pasando con la organización de la marcha del 24 de marzo?

Gabriel Fuks: La Defensoría viene teniendo una fuerte participación en la movilización social y política de los últimos tiempos. Esto está explciado porque todos vimos lo que pasó el 14 y 18 de diciembre del año pasado, en las marchas contra la reforma previsional, una situaciòn de mucha complejidad que ya habían pasado el 8M del año pasado.En realidad no es algo que comenzó en diciembre. Existe una lógica que va incrementàndose cada vez más de represión a la movilización social y política en algunos casos de demostración de fuerza y en otro de acción represiva y también hay un debate del uso de la fuerza sobre la movilización.

Un debate que por ejemplo cuando el 18 de marzo la jueza López Vergara mandó un escrito al Gobierno planteando que se cumpla la ley5688 que es la ley que la Legislatura votó a fines del 2016. Es la ley que traspasa la Polícia Federal a la Policía de la Ciudad. Cuando la jueza mandó eso hubo voces desde el Gobierno que la jueza estaba desarmando a la Policía y se insinuó hacerle un juicio político.

En realidad la que desarma a la Policía es la Ley. La que votaron 53 de los 60 legisladores y que en sus artículos 99 y 100 establece el cumplimiento de las directivas de las Naciones Unidas que dice, entre otras cosas, que la Policía no puede estar armada en la línea de conctacto con la movilización. La Policía debe estar identificada en la línea de contacto y dice que hay mesura en el uso de la fuerza y que hay protocolos, en el trabajo de la prensa, en cuestiones de género y en otras situaciones. 

La Defensorìa tiene entre sus atribuciones el seguimiento y el cumplimiento de estas directivas de las Naciones Unidas que se refleja en la ley de la Ciudad. 

IN: Si, es una Ley de la Ciudad...

GF: Hay un mito que se va construyendo alrededor del tema del uso de la fuerza que es necesario desarmar porque como todo mito hay que desarmarlo.

IN: ¿Volverán a tener una presencia fuerte desde la Defensoría el Día de la Memoria?

GF: En todos los procesos de movilización, comenzando el día 14 y 18 de diciembre, el 8M, el 21F, la Defensoría tiene una presencia fuerte en la calle, una presencia que va a mostrar, que va a cubrir, que va ha observar que se cumplan las directrices y lo que establece la ley sobre el uso de la fuerza.

IN: ¿A diferencia del 8M de 2017, este 8M con el monitoreo, el trabajo fue exitoso ?

GF: Ahora, también estamos haciendo el mismo trabajo con los organismos de derechos humanos. Este 8M la Ciudad, el gobierno de la Ciudad cumplió con la no presencia desmesurada de la Policía que podìa significar una provocación. El 8M del 2017 hubo lo que algunos llaman la cacería de las militantes del Ni Una Menos.

La Defensoría va a comprometerse el 24 con una fuerte presencia callejera y no sólo con la observación de que se cumplan las leyes. También habrá asistencia, capacidad de intervención si existe una situación no normal que pueda suceder. Los temas de la Memoria en este momento están en debate público. Sería deseable que la presencia policial ya sea Federal o de la Ciudad sea miníma.