Lugar a donde se produjeron los hechos.
Lugar a donde se produjeron los hechos.

Un joven de 19 años que circulaba en una moto fue baleado por la espalda por gendarmes que lo persiguieron varias cuadras porque habría evitado un control vehicular.

Ocurrió en Lomas de Zamora, durante la tarde del domingo pero se dio a conocer este miércoles. Fue cerca de un polideportivo ubicado en la Plaza Montiel, en el cruce de la calle Saladillo y Bolonia.
 
El caso es investigado por "tentativa de homicidio".No hay detenidos. Los cuatro gendarmes que participaban del control vehicular fueron separados de su cargo preventivamente hasta que se determine la responsabilidad que tuvieron en el hecho.
 
Los familiares de la víctima denunciaron que su hijo no estaba armado y que lo atacaron a tiros sin motivo.
 

Gonzalo Nahuel Sala.
Gonzalo Nahuel Sala.

 
Gonzalo Nahuel Sala -el joven baleado- circulaba en una moto marca Rouser color negra y fue observado por efectivos que se hallaban en ese lugar realizando un control de vehículos.
 
Según lo dicho por los efectivos, Gonzalo no paró, se originó una persecución y los gendarmes acribillaron con disparos con sus escopetas al joven.
 
Sala recibió una herida en la espalda, a la altura de la cintura. Alcanzó a llegar a la casa de su novia, a pocas cuadras de los disparos, y allí se desvaneció.
 
"El disparo lo recibió por la espalda, apenas arriba de la cintura, cerca de los riñones. Le perforó los intestinos y tuvo orificio de entrada y salida", dijo al canal C5N Osvaldo, padre del joven, quien recordó que su hijo evitó el control vehicular porque temía que le sacaran su vehículo por unas multas.
 
El joven herido fue trasladado por los familiares de su pareja en primera instancia al UPA (Unidad de Pronta Atención) de Villa Fiorito, y luego al Hospital Gandulfo, donde fue operado y quedó internado con pronóstico reservado.
 
"Le tiraron a matar. Para colmo fue un día domingo y había una feria en el barrio. Por eso hay muchos testigos que vieron lo que pasó. Está con vida de casualidad, gracias a Dios", aseguró el padre. 
 
"Él no tenia ni siquiera una gomera, él no quería que le saquen la moto porque tenía multas anteriores y pensaba que si le volvían a hacer una multa le iban a sacar la moto", dijo Osvaldo, quien agregó que los gendarmes "lo ejecutaron directamente por la espalda".