Este jueves, Rusia anunció la expulsión de 60 diplomáticos estadounidenses y el cierre del consulado norteamericano en San Petersburgo.
 

 
La medida tuvo que ver con la decisión similar adoptada la semana pasada por Estados Unidos y más de una veintena de países, tras el envenenamiento de un doble espía ruso en el Reino Unido, del que Londres acusa a Moscú.
 
El ministerio de Relaciones Exteriores ruso informó en un comunicado que los diplomáticos estadounidenses fueron declarados persona non grata y tendrán hasta el 5 de abril para irse.
 
Esta decisión ocurre en medio de las tensas relaciones entre Rusia y varios países centrales, luego de que el ex espía ruso Sergei Skripal y su hija sufrieran un ataque en Salisbury, en el sur de Londres, con un agente químico.
 
Londres acusó a Moscú de estar detrás del ataque contra el doble espía, que trabajaba para los servicios secretos rusos y además era informante de los servicios británicos.
 
Tras esta situaciones, y sin mediar mayores investigaciones, Estados Unidos y otros 26 países expulsaron a más de un centenar de funcionarios rusos de sus sedes diplomáticas.
 
Toda esta situación es ligada por varios especialistas internacionales al boicot y presiones desde diferentes sectores para que el Mundila de fútbol que está por disputarse en Rusia, sea traladado imprevistamente a otra sede. 
 
Hace un par de días, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Islandia emitió un comunicado en el que informó que el gobierno nórdico se solidariza con el Reino Unido y suspende temporalmente todo diálogo bilateral de alto nivel con las autoridades de Rusia. A raíz de esta medida, los principales gobernantes islandeses no asistirán a la Copa del Mundo de 2018.
 
En este sentido, esa casi treintena de países actuaron en forma similar, en lo que significaría un literal boicot al Mundial de Putin, quien además, hace pocos días, revalidó su puesto de presidente por un nuevo mandato con un apabullante 70%. 
 
¿Qué pasa en Argentina? Mauricio Macri tiene previsto asistir a los dos primeros partidos de la Argentina en el Mundial, e inclusive volver para la final, si se clasifica el seleccionado de Jorge Sampaoli.
 
Theresa May, primera ministra del Reino Unido, ya había anunciado que ningún integrante de la familia real concurrirá al Mundial de Rusia.
 
En este sentido, además de Inglaterra, Polonia, el mencionado Islandia, Dinamarca, Suecia, Australia y Japón estarían preparando una serie de medidas entre las que se encontrarán no tener representación diplomática en el país ruso, empezando por ausentarse en la jornada inaugural.