El ex subsecretario del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta, se refirió a su reciente liberación tras estar detenido 121 días en el penal de Marcos Paz y defendió a el ex Ministro Julio De Vido: “Yo sí pongo las manos en el fuego por él, es inocente”; y agregó con respecto a su situación: “No tengo miedo de volver a ir preso, las convicciones no las dejo en la puerta de Marcos Paz”.
 
En diálogo con el programa de radio Crónica Anunciada, que se emite por Fm La Patriada, Baratta afirmó: “No me arrepiento de nada, me siento orgulloso de todo lo que hicimos con De Vido y lo volvería a hacer. Estuve doce años al lado de De Vido y lo único que hizo fue trabajar, nosotros hicimos la mayoría de las cosas bien”; y sentenció: “De Vido paga las consecuencias de pelearse contra grandes intereses”.
 
Por otro lado, el ex funcionario del Ministerio de Planificación cargó contra el fiscal Carlos Stornelli: “Stornelli tiene una clara persecución contra De Vido y contra mí”; y dio su versión sobre los peritajes llevados a cabo en la causa en su contra: “Fui preso por un perito que inventó el título de ingeniero, que hizo una pericia trucha y mentirosa. Solo él sabe si recibió presiones para hacerlo. Ahora el perito fue a indagatoria, es un escándalo”.
 
Además, aseguró que Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción, “ejerce una presión vergonzosa sobre los jueces para que vuelva a la cárcel”. Y remarcó: “Fui uno de los tantos presos políticos del país, estuvo todo armado antes de las elecciones”.
 
Por último, Baratta comentó que “De Vido estaba muy decepcionado con los legisladores de su bloque porque no lo defendieron, fue un error muy grave lo que hicieron para desaforarlo”. 
 
Y se refirió a la ex presidenta Cristina Kirchner: “No hablé con ella. Cuando entré a la cárcel me despojé de toda bronca o resentimiento que podía tener. Creo que ella no va a ir presa”; sin embargo, se distanció al señalar: “Soy un soldado de la causa de Néstor, de De Vido y del peronismo”.