Vidal y Durán Barba se inventaron un "retiro espiritual" para pensar candidaturas
Vidal y Durán Barba se inventaron un "retiro espiritual" para pensar candidaturas

La mujer más poderosa de la provincia de Buenos Aires sigue con la tradición de Mauricio Macri de inventarse retiros espirituales para discutir sobre temas poco relacionados con el espíritu. Y en este caso la situación es explícita, debido a que María Eugenia Vidal y su mesa chica de la gobernación se encerraron en un spa con el cerebro de las campañas de Cambiemos: Jaime Durán Barba.

Chapadmalal es otra vez el destino elegido y el encuentro multitemático se extenderá hasta este sábado para que el gabinete bonaerense pueda pasar el fin de semana en familia, según propuso la propia gobernadora.

La presencia del maquiavélico Durán Barba poco tiene que ver con la amistad y mucho con los cálculos electorales, que por estas horas caldean la interna de Cambiemos. Vidal quiere un segundo mandato en la gobernación pero eso no quita que siga pensándose como candidata presidencial si las variables de Mauricio Macri fallan y hace falta una postulación alternativa. Ella sabe que es la dirigente política que mejor mide en el país y, si se animara, hasta podría disputarle una PASO al Presidente.

Si bien nunca se descartan los rezos, lo que sí está confirmada es la lista de quienes se dirigirán a los compañeros de "retiro". Además de la Gobernadora se pronunciarán su vice, Daniel Salvador; el jefe de Gabinete, Federico Salvai y el titular de Seguridad, Cristian Ritondo, entre otros. No se habló de Durán Barba, pero parece poco probable que sea parte del grupo si dirigirse a la platea.