Sociedad

Fanazul: los trabajadores bloquean el acceso a la planta para evitar su desmantelamiento

Anunciaron que la medida será por tiempo indeterminado para impedir que el Gobierno retire las máquinas. Reclaman que se retome el diálogo con las autoridades.

Los trabajadores de Fanazul estuvieron esta mañana en el acampe nacional frente al Congreso. (Foto: Twitter @ateprensa)
Los trabajadores de Fanazul estuvieron esta mañana en el acampe nacional frente al Congreso. (Foto: Twitter @ateprensa)

Los trabajadores de Fanazul advirtieron este jueves que continuarán por tiempo indeterminado el bloqueo de los accesos a la fábrica ubicada en la ciudad bonaerense de Azul para evitar "el desmantelamiento de la planta por parte de las autoridades".

El anuncio lo realizaron en una conferencia de prensa que brindaron esta mañana en la carpa que la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) - junto a otros sindicatos, empleados de organismo públicos y organizaciones sociales- mantiene frente al Congreso Nacional.

"Vamos a continuar con los bloqueos en los accesos a la fábrica para que no se lleven las máquinas y la sigan desmantelando", contó a Télam Vanina Zurita, secretaria general de ATE Azul. "Toda la provincia va a estar apoyando la medida hasta que desistan del vaciamiento porque si bien se han abierto algunos espacios de diálogo, hace 15 días que no tenemos respuesta oficial", indicó.

Ayer una treintena de ex empleados bloquearon los accesos a la planta  -ubicada en la intersección de las calles Alberdi y Juan B. Justo, de la localidad de Azul- después de haber observado la presencia de camiones que llegaron al lugar para retirar maquinarias. La medida de fuerza, que implica un acampe en el ingreso a la fábrica, continuará los próximos días y no tiene fecha de finalización.

"Hace dos semanas le entregamos al jefe de Gabinete, Marcos Peña, un informe sobre la situación de la planta que había sido solicitado por las autoridades a través del obispo local, pero ellos no acusaron recibo", denunció la Zurita y reveló que "no hay diálogo" con el interventor designado, Luis Riva.

La planta de Azul pertenece a Fabricaciones Militares, dependiente del Ministerio de Defensa Nacional, cartera que decretó en febrero pasado el cierre definitivo de la fábrica, dejando en la calle a 220 personas.

Noticias de “Despidos en el Estado”
Seguinos