Foto: @Muraselon
Foto: @Muraselon

Estados Unidos dio por concluido el ataque militar contra Siria. Así lo comunicó en diálogo con la prensa el director el Estado Mayor Conjunto, Joseph Dunford.

"La operación empezó a las 21.00 hora del este de Norteamérica. Los ataques están suspendidos de momento", señaló el funcionario en una reunión informativa.

Dunford precisó que el primer ataque en Siria estuvo dirigido contra un centro de investigaciones y el segundo, contra un almacén de armas químicas, en el que según sostienen hay gas sarín.

Por su parte, el secretario de Defensa de EEUU, James Mattis, dijo que no se planean por el momento nuevos ataques a Siria, pero no excluyó la posibilidad de que se repitan en el futuro.

La ofensiva

Estados Unidos, Francia y Reino Unido lanzaron más temprano ataques militares contra Siria. El presidente esadounidense Donald Trump dijo que ordenó "ataques de precisión" contra objetivos de ese país asociados con el programa de armas químicas.

El polémico mandatario señaló que las acciones de su país se desarrollan en coordinación con el Reino Unido y Francia y que los ataques fueron ordenados en represalia por el supuesto ataque con armas químicas del Gobierno sirio de Bashar al Assad contra la ciudad siria de Duma, lo que, según el jefe de la Casa Blanca fue "una escalada significativa" en el conflicto, reprodujo un despacho de la agencia Dpa.

El mandatario norteamericano también manifestó que tiene un mensaje para los principales aliados del Gobierno sirio, Rusia e Irán: "¿Qué tipo de naciones quieren ser asociadas con el asesinato masivo de hombres, mujeres y niños inocentes?", preguntó Trump.

En ese sentido, Trump manifestó que Rusia "debe decidir si continuará en este camino oscuro o se unirá a las naciones civilizadas como una fuerza de estabilidad y paz".

Siria negó haber utilizado armas químicas y aseguró que las acusaciones de Estados Unidos y sus aliados constituyen "un descarado intento de obstaculizar el avance de las tropas regulares en esa área".

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, quien ayer había admitido no tener evidencias concretas del uso de sustancias químicas, hoy modificó su posición y señaló que sí las tiene.

Por su parte, una vez culminados los bombardeos, la presidencia de Siria publicó un desafiante mensaje en su cuenta oficia de Twitter asegurando que "las almas de Dios no serán humilladas".

Imágenes del bombardeo de Estados Unidos a Siria