El ex gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner, fue liberado esta tarde según lo dispuso el juez Isidoro Cruz, quien había resuelto su detención el pasado miércoles en el marco de la causa en que se investiga el supuesto desvío de fondos para la construcción de viviendas sociales.  

Ayer, tras pasar un día preso en el penal del Alto Comedero, Fellner presentó un escrito de nueve pa´ginas ante el juez en el que se declaró "absolutamente inocente" en relación a los delitos de asociación ilícita y administración fraudulenta que se le imputan y consideró "infamantes" las acusaciones en su contra.

A la par de pedir el cese de la detención y su sobreseimiento en la causa, aseguró que la imputación es "imprecisa, contradictoria, incompleta y arbitraria”, y que las acusaciones formuladas son "infundiosas", no cuentan “con sustentos probatorios que permitan la continuidad de la investigación, que lleva casi dos años sin encontrar sentido" y que "se imputan conductas de imposible comisión”.

"No he cometido ningún delito, no forme parte de ninguna asociación ilícita y no tengo vinculación ni responsabilidad penal por ninguno de los puntos de la infamante acusación que la fiscalía ha formulado", señaló.

A lo largo de cuatro puntos, Fellner da detalles y se desliga de las presuntas responsabilidades por la que se lo acusa, derivadas de la operatoria la Unidad Ejecutora Provincial, que tenia el fin de administrar los recursos del tesoro nacional para planes de viviendas ejecutados por cooperativas, la cual fue creada por un decreto que sancionó durante su gestión, en 2007.

Aseguró al respecto que era a "la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Viviendas de la Nación a la que le correspondía la realización de auditorías y monitoreo de las operatorias".