El Concejo Deliberante de Gualeguaychú aprobó anoche un proyecto del Ejecutivo local que prohíbe la aplicación, transporte, almacenamiento y comercialización del glifosato en el municipio por considerarlo una sustancia cancerígena. La iniciativa contó con nueve votos positivos del peronismo y tres votos negativos de Cambiemos.

La ordenanza establece que "la prohibición (del uso del glifosato) no admitirá ningún tipo de excepciones posteriores (a la promulgación de la norma) y de ninguna índole" y estipula para los incumplimientos las penas establecidas en el Código de Faltas Municipal a las que se le sumarán decomisos y multas, que irán en aumento en casos de reincidencia.

El texto aún debe reglamentarse y promulgarse en un plazo de 60 días establece la constitución de una comisión ad hoc para el seguimiento del tema e insta a los Concejos Deliberantes de los municipios de Entre Ríos a llevar adelante las mismas medidas.

En Concordia se aprobó una medida de igual alcance en tanto que en Paraná, la capital provincial, la ordenanza aprobada fue luego vetada.

En base a datos de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), órgano que depende de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ordenanza establece la prohibición en base a considerar que el glifosato está incluído en el grupo de posible suatancia cancerígena.

"Luego de un año de exhaustivo trabajo, el máximo espacio para el estudio del cáncer de la OMS categorizó al glifosato, agroquímico más utilizado del mundo, pilar del modelo transgénico, en la segunda categoría más alta vinculada a la enfermedad", indicó la norma.