Usuarios de servicios públicos plantean no pagar las boletas como medida colectiva en repudio a los últimos aumentos indiscriminados. El juez Luis Federico Arias y la senadora bonaerense por Unidad Ciudadana María Teresa García opinaron que ese método de protesta es legítimo. 

“Desde el punto de vista jurídico, la soberanía es del pueblo. El artículo 35 de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano dice que el pueblo no solo tiene el derecho de resistencia a la opresión, sino que tiene el deber de resistirse frente a la opresión”, consideró el magistrado platense, quien en junio de 2017 frenó un tarifazo de luz en la provincia de Buenos Aires y fue suspendido en noviembre pasado para ser sometido a juicio político por “presunto mal desempeño”.

“Cuando estas situaciones límites ocurren, donde hay que dejar bienes esenciales para la subsistencia - porque la energía forma parte del derecho a la vivienda así lo establece el artículo 4 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales-  no hay otra posibilidad que adoptar situaciones diferentes aunque impliquen de algún modo una rebelión, lo cual es absolutamente legítimo en función de estas formas jurídicas que acabo de mencionar, que siempre son soslayadas", explicó Arias en declaraciones al programa Yendo de la cama al living, que se emite por Radio Caput. 

En la misma línea, la legisladora García advirtió que “si bien no se puede instar a la desobediencia civil", “celebra” las expresiones de la sociedad organizada. “Todas las protestas son lícitas y legítimas cuando surgen del sentir del pueblo”, apuntó.
 

El juez Luis Federico Arias.
El juez Luis Federico Arias.

Asimismo, Arias explicó que no bastan las acciones judiciales cuando la ciudadanía no demuestra compromiso y convicción en el reclamo. "La decisión judicial por sí misma, no modifica a la sociedad. Si la sociedad no está convencida, no acompaña, no hay un proceso de maduración respecto a la problemática, la decisión judicial por sí misma no sirve porque siempre hay otra instancia donde se puede llegar a revocar", planteó. 

Sobre ese punto, ejemplificó: "Con el 2x1, los jueces de la Corte de la Nación decidieron la situación y después la sociedad logró revertirla en el Congreso. Hubo una sociedad que estuvo pidiendo, protestando y manifestando, que hizo hacer valer su voto. Eso es lo que uno tiene que estimular. Las decisiones judiciales yo sé muchas veces que la Cámara las va a revocar, pero tienen una importancia simbólica muy importante: hacer ver que no hay una verdad jurídica solamente, sino que hay varias posibles".