¡Qué novedad! El Gobierno reconoció que el aumento del dólar impactará en los precios
¡Qué novedad! El Gobierno reconoció que el aumento del dólar impactará en los precios
Los empresarios visitaron a Mauricio Macri en la quinta presidencial de Olivos. Era casi una obviedad qu eninguno haría declaraciones, y nadie las hizo. Hermetismo total para una reunión en la que se habló de la disparada del dólar, el Fondo Monetario Internacional y los precios.
 
Con Macri estuvieron el dueño de Coto, Alfredo Coto, y el director de Molinos Río de la Plata, Amancio Oneto, hombres clave en el sector de los alimentos. Otros de los presentes fueron Miguel Acevedo (presidente de la Unión Industrial Argentina); Luis Betnaza (director de Techint); Cristiano Rattazzi (CEO de Fiat); Eduardo Eurnekian (CEO de AA2000); Enrique Cristofani (titular de Santander Río); y Martín Migoya (de Globant).
 
El dólar se fue a las nubes y parece que el techo está lejos. La devaluación galopante se sigue trasladando a precios, como históricamente ocurrió. Esta vez no fue la excepción a la regla. El verde cerró en $ 23,72.
 
El ministro de la Producción, Francisco Cabrera, fue la figurita que eligió Macri para salirle de escudo contra su imagen, que viene en caída libre. Cabrera dijo que "hay productos que tienen un contenido dolarizado, son básicamente los alimentos que nosotros exportamos: trigo, maíz, harina. Así que es posible que sean cambiados. Sí".
 
Aquello que sabe cualquiera que va a comprar alimentos básicos al supermercado, fue reconocido por un Gobierno que pareciera ignorar la inflación imparable que sufre la ciudadanía desde hace meses, y continúa insistiendo con la meta del 15%, una cifra irrisoria, de la cual los especialistas ya calculan que prácticamente se duplicará en el cierre del año.
 
"Hasta ahora no hubo cambios en los precios, pero si eso pasa, no es nuestra política realizar controles de precios", dijo Cabrera. 
 
"Los empresarios están de acuerdo en pedirle plata al FMI para fortalecer la política financiera y Dujovne me dijo que le fue muy bien con Lagarde", aseguró.
 
"La Argentina es un país ultrasolvente, por su relación entre deuda y PBI, pero tiene problemas de liquidez", dijo Cabrera ante la mirada atónita del periodismo.
 
"No es un problema el ajuste del tipo de cambio, es algo coyuntural, en pocos días será historia", se animó a decir sin sonrojarse, mientras la divisa norteamericana sigue con su andar galopante a pesar de los múltiples mecanismos ya intentados por el Gobierno.