El jefe de Gabinete, Marcos Peña, se refirió esta mañana a la decisión del Gobierno de volver a endeudarse con el Fondo Monetario Internacional y consideró que el acuerdo con el organismo multilateral "no va a ser una solución mágica", porque esa solución "depende de los argentinos".

"La solución a nuestros problemas depende de los argentinos. Ni el Fondo Monetario va a ser una solución mágica, ni nos va a complicar las cosas, depende de nosotros", sostuvo en declaraciones con Radio FM Blue.

"Eso nos tiene que dar tranquilidad. Tenemos una oportunidad clara, no estamos lejos de llegar a ese lugar de equilibrio que nos permita salir de la vulnerabilidad que hemos acumulado", agregó el funcionario nacional.

Ante la consulta sobre qué condicionamientos impondrá a la Argentina el FMI, Peña negó que el organismo internacional de crédito vaya a definir un diagrama económico para el país.

"No es que le estamos yendo a pedir un programa económico al Fondo Monetario. Hace un mes, definió que estamos en el rumbo correcto, como también lo han dicho los principales países del mundo. El problema no es el Fondo, es qué vamos a hacer los argentinos para hacer una economía más sólida y seguir creciendo", consideró.

En el mismo sentido, añadió que "cuando uno tiene que pedir plata, lo primero que te piden es demostrar que vas a poder pagar. No es una cuestión de imposición, del Fondo definiendo una política económica para la Argentina".

El Gobierno, según declaró esta mañana el jefe de Gabinete, tiene "claro el camino para dónde ir". Para transitar ese camino, consideró: "Tenemos que convocar a todos, es lo que el Presidente ha hecho en los últimos días. Solos no podemos, hay un camino de responsabilidad compartida".