Inquietante: el Washington Post se pregunta si la crisis en Argentina es el comienzo de "un crack mundial"
Inquietante: el Washington Post se pregunta si la crisis en Argentina es el comienzo de "un crack mundial"

La escalada del dólar en nuestro país y el pedido de socorro de parte de la Casa Rosada al Fondo Monetario Internacional encendieron todas las alarmas no solo en Argentina y los países de América Latina sino también en el centro mismo del mercado.

El influyente diario The Washington Post (el que hizo caer a Nixon, entre otras medallas) advirtió en un artículo que la crisis que atraviesa nuestro país podría ser apenas la primera ficha de un dominó que castigue al resto del planeta.

"El mundo no está listo para otra crisis financiera, pero otra crisis financiera puede estar lista para el mundo", sostuvo el periodista Robert J. Samuelson en su columna titulada "Porqué la crisis financiera en Argentina importa".

En el texto, el especialista destaca que "el peso perdió cerca del 12 por ciento de su valor frente al dólar" y que "para frenar este pánico, es decir, persuadir a los inversores de no vender pesos por dólares, el Banco Central argentino elevó las tasas de interés en pesos al 40 por ciento".

En ese sentido, destacó que "estas medidas no estabilizaron completamente los mercados financieros", por lo que debió pedirse "rescate" al FMI, "una agencia global que otorga préstamos a países financieramente frágiles".

"La pregunta crucial es si todo esto es solo un problema de Argentina o un presagio de un crack financiero más amplio", sugirió intrigante.

La nota, además, critica la gestión de Cristina Fernández y también a la de Macri por haber sido "deliberadamente 'gradual', con lo que sugirió que el ajuste debería haber sido sin anestesia. "Las tasas de interés estadounidenses han subido, reduciendo el atractivo de la deuda argentina; las políticas comerciales de Trump amenazan las exportaciones de Argentina, y el dólar se ha apreciado, por lo que es más costoso pagar deudas en dólares", apuntó.

Según el periodista, Argentina y otros países emergentes (Brasil e India, por ejemplo) recibieron en el último tiempo capitales de inversores internacionales, los cuales, "si se redujeran significativamente -o se detuvieran por completo-, tendrían consecuencias negativas para la economía mundial en general".

"Puede que estemos o no al borde de otra crisis financiera, pero independientemente de lo que piense, hay mucho espacio para la duda. De una u otra manera, Argentina importa", resumió.