Macri dijo que su error fue "muy optimista" al momento de imponerse metas
Macri dijo que su error fue "muy optimista" al momento de imponerse metas
 
El presidente Mauricio Macri aseguró este miércoles en conferencia de prensa que “están todos convocados para trabajar en un acuerdo”, al referirse a la posibilidad de que representantes de la CGT y el kirchnerismo sean invitados a un diálogo con el Poder Ejecutivo.
 
En ese marco, dijo que está "superada" la "turbulencia cambiaria" y destacó que “es importante reconocer el momento de nerviosismo que se vivió en varios sectores de la población, donde hubo miedo y angustia”.

Consideró también que "lo más importante es reducir el déficit fiscal" y advirtió que “hay que acelerar esa tarea entre todos”.
 
Con respecto al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, señaló: "no nos va a condicionar y no se meten con nuestra legislación ni con el tipo de cambio", al tiempo que afirmó que "no hay agendas ni negociaciones ocultas" con el organismo internacional.

Dijo también que los gobernadores y los legisladores nacionales de diferentes sectores políticos, junto al Gobierno, tienen que “sentarse alrededor de una mesa y hacer un gran acuerdo para ver como hacemos para terminar esta historia del déficit fiscal con parches y mentiras”.
 
Destacó el “enorme esfuerzo que han hecho los argentinos en este tiempo, con lo cual evitamos una crisis que sí nos llevaba al 2001”, y remarcó que “hoy estamos en una posición más sólida, pero con el mismo problema de fondo, que es el déficit fiscal”.
 
A modo de muy particular autocrítica, Macri dijo haber sido "muy optimista" al momento de imponerse metas frente a la situación del país. Sostuvo que el “objetivo fundamental” de su gobierno “sigue siendo bajar la inflación”, aunque “sin ponernos metas tan ambiciosas”, ya que “tiene que ser algo que tenga coherencia con la baja del déficit fiscal”. "No podemos pretender, si no bajamos el déficit, bajar la inflación a esa misma velocidad", dijo.
 
También apuntó que el Gobierno va a estar “muy atento a las avivadas” en los aumentos de precios al consumidor tras la subida del dólar. Aseguró que “el acuerdo con el FMI es para asegurar el futuro de los argentinos”.
 
Ratificó la continuidad de su equipo económico, destacó que actuó con “seriedad y profesionalismo” y consideró que encaró una negociación “profesional y técnica” con el FMI. También rechazó imponer las retenciones nuevamente como lo pide la oposiciòn: "Hay que cobrar impuestos inteligentes que no destruyan el trabajo", redondeó.