El referente radical Ricardo Alfonsín se refirió al retorno de Ernesto Sanz a la mesa chica de Cambiemos al considerar que servirá "para seguir consintiendo, avalando y defendiendo ideas" contrarias a la tradición de su partido.


 
"No hago cuestiones personales, depende de lo que vaya a proponer y decir”, advirtió a Radio 10 pero adelantó: “Si el radicalismo va a ir a esa mesa para seguir consintiendo, avalando y defendiendo ideas que hasta hace dos años criticábamos, no me representa".

Al respecto, declaró: "Espero que cambien la actitud que han tenido hasta ahora porque existe el descontento de los afiliados, de los militantes de base y de la ciudadanía con la dirigencia radical”.

A título personal reconoció: “Le reprocho a la UCR que acompañe muchas decisiones que se han tomado que son las contrarias a las que decíamos que había que tomar". Por eso consideró con los radicales "van a tener que dar explicaciones" y lamentó que "muchos estén más preocupados por su carrera política que por el radicalismo".

"Si estuviera al frente de la UCR, haría un cambio de 180 grados", concluyó Alfonsín, que dijo que por ejemplo él "hubiera persuadido al PRO en no avanzar en la reforma previsional y laboral".

Noticias relacionadas