Además de la represión estatal, Metrovías envió 150 telegramas de suspensión
Además de la represión estatal, Metrovías envió 150 telegramas de suspensión

Tras la conflictiva jornada de este martes de paro en los subtes, que incluyó represión y hasta la detención e internación de Néstor Segovia, la empresa Metrovías contraatacó a los trabajadores y emitió 150 telegramas de suspensión. La medida abarca a 114 delegados que participaron de la huelga.

La acción de Metrovías, avalada por el Gobierno de la Ciudad, el Ministerio de Trabajo de la Nación y Sbase, llegó luego de que los trabajadores fueran reprimidos por la Policía y muchos de ellos detenidos.

La situación derivó en un paro total de actividades que se desactivó bien entrada la noche del martes, cuando el último de los detenidos y cara más visible del conflicto, Néstor Segovia, fue puesto en libertad.

Metrovías informó de su medida a través de un comunicado en el que puntualizó que "la persistencia de este tipo de situaciones ha motivado el agravamiento de las sanciones".