El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, canceló la cumbre por la paz que iba a tener con su par de Corea del Norte, Kim Jong-un el 12 de junio en Singapur, de acuerdo con lo que explica en una carta dirigida a su par oriental que también difundió vía Twitter.



Según argumenta el mandatario de Estados Unidos, la decisión se basó en las “últimas, tremendamente furiosas y abiertamente hostiles declaraciones” de Kim. “Siento que es inapropiado en este momento”, afirmó.



“Usted habla sobre su capacidad nuclear, pero la nuestra es tan masiva y poderosa que le ruego a Dios que nunca la tengamos que usar”, amenazó Trump en una carta publicada mientras el líder norcoreano dinamitaba un centro de pruebas nucleares.

“Sentí que un maravilloso diálogo se construyó entre usted y yo, y al final, es lo único que importa. Espero reunirme algún día con usted”, escribió luego Trump en tono más conciliador y luego asegura que “el mundo, y Corea del Norte en particular, han perdido una gran oportunidad”.