En medio de un clima de tensión con el campo por la necesidad que tiene el Gobierno de ampliar su reserva  de dólares, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, rechazó que se vaya a tocar el esquema de rebaja a las retenciones a la soja. Sin embargo, aclaró que “se puede discutir”.

Foto captura de pantalla video
Foto captura de pantalla video



"En este momento no se está evaluando", aseguró Pera al salir de la Catedral metropolitana tras el Tedeum por el 25 de Mayo. La declaración ocurre luego de que la diputada Elisa Carrió increpó al campo para que liquide la soja y tras que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, no haya descartado ni confirmado que el Gobierno piense en modificar el cronograma de baja de retenciones a las exportaciones de soja o la vuelta de los derechos de exportación para el maíz y el trigo.

Ante estas versiones, El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, había advertido que "hay gente que está asesorando mal al presidente" Mauricio Macri. "Cuando se sacan las retenciones el país crece. El campo viene poniendo el hombro históricamente. Con retenciones no se va a construir nada, se va a paralizar", agregó.

Las exportaciones de soja de la Argentina estaban gravadas con un tributo del 30 por ciento a inicio de 2018, pero mensualmente se redujo en 0,5 puntos porcentuales para alcanzar al 27,5 actual.