Sociedad

La pesadilla de la avenida Corrientes continuará hasta el año que viene

Lo confirmó el exministro de Cultura de la Ciudad, Angel Mahler, quien culpó a las lluvias por el retraso en la peatonalización de esa arteria, hoy colapsada.

Av. Corrientes, como en un bombardeo (foto: redes)
Av. Corrientes, como en un bombardeo (foto: redes)

Los vapuleados habitantes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que transitan día a día la avenida Corrientes deberán soportar la postal apocalíptica que muestra la legendaria calle hasta el año que viene. Así lo aseveró el exministro de Cultura porteño, Angel Jorge Pititto, más conocido como Angel Mahler.

"Se está trabajando con todo", señaló sobre la obra que atormenta a peatones, comerciantes, conductores y, sobre todo, a quienes deben manejarse con colectivos, ya que las paradas fueron trasladadas a lugares inciertos si es que directamente no desaparecieron, según la línea que a uno le toque en suerte.

Al mismo tiempo, el exfuncionario reveló que sigue conectado con el emprendimiento (aunque no aclaró de qué manera) junto a quien fue su jefe de Gabinete, el empresario teatral y activo militante del PRO Leo Cifelli.

Sobre la demora que viene teniendo la concreción del proyecto (que transformará a Corrientes en peatonal durante la tarde/noche), Mahler culpó a las lluvias: "tienen mucho que ver", acusó y disparó la frase mortal: "a fin de febrero del año próximo ya estaríamos terminando". Es decir, al día de hoy, para terminar de peatonalizar solo desde Callao a Libertad, apenas seis cuadras, el gobierno porteño se tomará 9 meses más. Un parto.

La obra, que tiene un costo de 46 millones de pesos por cuadra (siempre según precios previos a la devaluación), valdrá la pena según el punto de vista del barroco compositor. 

"Es como la refacción de tu casa, cuando terminás decís `qué lindo` y no te acordás de lo que pasaste", contó en diálogo con el portal Infobae.

Noticias de “Ciudad de Buenos Aires”
Seguinos