Serrano vs. Iglesias

El cada día más irritante diputado oficialista Fernando Iglesias gusta de los debates mediáticos (y en las redes, donde no parece tener paz) y su última participación volvió a asestarle una (otra) sonora derrota. En este caso se trató de una acalorada discusión que mantuvo con el actor Roly Serrano en el programa Pamela a la tarde, conducido por la modelo Pamela David.

El actor fue consultado sobre los continuos tarifazos y se despachó sin reservas. "Yo a veces no entiendo cuando me dicen vamos bien, y vamos para adelante y vamos mejor. Porque la realidad que yo vivo es que todos los días suben las cosas y mi sueldo cada vez es más chico", disparó el reconocido intérprete.

Además, agregó: "Yo no entiendo, cuando se ha endeudado de nuevo el país de una manera atroz, y me lastima que mucha gente haya criticado a los actores cuando dijimos ´la patria se está perdiendo´, no entiendo por qué. ¿Dónde está todo eso, dónde están los miles y miles de millones que trajeron del exterior para qué, para arreglar la calle Corrientes? Contestame por qué el 50 por ciento de las entradas de los teatros han bajado, contestame por qué las pizzerías tienen el 40 o el 50 por ciento de gente menos, contestame por qué los taxis cada vez trabajan menos".

¿Dónde está todo eso, dónde están los miles y miles de millones que trajeron del exterior para qué, para arreglar la calle Corrientes?

En otra silla, Fernando Iglesias respondió que eso era mentira y pidió "un dato que sea verdad".

"Contestame por qué va a subir la carne ahora y la gente hoy no puede comprar un bife", retrucó Roly y añadió: "Yo soy un privilegiado digamos, gracias a Dios vivo con privilegios porque tengo una profesión que me ha dado muchas cosas, y vivo bien, pero vivo en un barrio, y veo la realidad".

A esto, Iglesias volvió a agitar la "pesada herencia" y culpó al peronismo de haber "gobernado los últimos 25 años".

"Entonces, todo es dato, todo es dato, pero la realidad es que yo enfrente de mi casa tengo una carnicería señor, y el carnicero no me miente, me dice antes venía la gente y me compraba un kilito de asado, hoy compra 300 gramos, pero de verdad", lo apabulló Serrano, tras lo cual Iglesias dijo que a él nadie le dice eso y volvió a recurrir a su encono con el kirchnerismo.

"No tenés el presente para demostrarme que estamos mejor. Entonces me hablás del pasado, pero el pasado ya pasó, tres años pasaron", sentenció Serrano y clavó el knock out.