El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció este mediodía, junto al ministro de Modernización, Andrés Ibarra, un nuevo plan de ajuste en el Estado con el cual el Gobierno nacional planea ahorrar $20 mil millones por año.

"Los privilegios en el sector público deben terminarse", dijo Dujovne en conferencia de prensa, en Casa Rosada, luego de que tuvo que dejar el ministerio de Hacienda, donde estaba planeado originalmente el anuncio por una protesta de trabajadores despedidos nucleados en ATE.

El plan incluye congelar por 24 meses los nuevos ingresos al sector público, a la vez que se anunció la finalización de los convenios técnicos con universidades. Esto excluye los concursos vigentes y algunos casos específicos como cargos en el CONICET, que aún están en revisión, aclaró Ibarra.

A su vez, se realizará un ajuste en los viajes al exterior del país. Sólo viajarán en clase ejecutiva el Presidente, la vicepresidenta y los ministros. En tanto, también habrá un recorte en la flota de autos y choferes, a los que accederán los funcionarios con cargo de secretario para arriba.

Se reducirá en un 15% los fondos destinados a las empresas públicas con el objetivo de alcanzar un equilibrio operativo para 2019.

"Se trata de 20.000 millones de pesos, es una cifra relevante, dinero disponible para bajar el déficit o para priorizar otros gastos de mayor impacto como el gasto social o de infraestructura", expresó Dujovne.

"El Estado es de todos, lo pagamos entre todos, por más que algunos piensen que no es de nadie y que se financia solo. Lo financiamos todos los argentinos con nuestros impuestos", agregó.