La Daia atacó a la AFA y a la selección argentina por la suspensión del partido
La Daia atacó a la AFA y a la selección argentina por la suspensión del partido
La decisión de suspender el partido amistoso de fútbol entre Argentina e Israel, que estaba previsto para este sábado en Jerusalén, fue "solo para garantizar la seguridad del seleccionado albiceleste", y "no es una medida contra la comunidad judía", aclaró este miércoles el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Carlos Tapia.
 
"Mi responsabilidad como presidente de la AFA es la de bregar por la salud, y la integridad física y seguridad de toda la delegación, y en mi función tomé esta decisión (…) no es nada contra la comunidad judía, al contrario", dijo en conferencia de prensa.
 
Tapia añadió: "Los que nos tratan de ignorantes nos subestiman; estamos ante una realidad que lleva 70 años, lo vivido en las últimas 72 horas nos ha llevado a tomar la decisión de no viajar".
 
El presidente de la AFA dijo este miércoles que la cancelación del encuentro debe ser considerado "un aporte a la paz mundial".
 
"El fútbol trasciende religiones, sexos... Tiene que ser utilizado para esto, para darle la oportunidad de ser parte a chicos que no pasan por un buen momento", indicó.
 
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, llamó el martes al presidente argentino Mauricio Macri para pedirle que interceda ante la AFA y evite la cancelación del amistoso, en una clara demostración de que este partido no era solamente un "encuentro amistoso" premundial.
 
El Gobierno de Macri dijo ese mismo día en un comunicado que "no participa ni tiene injerencia alguna en la organización" de este tipo de encuentros deportivos.
 
En este contexto, la DAIA -Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas- publicó una carta en la que ataca a la AFA y a los jugadores por la decisión tomada. 
 
"Nos hemos enterado, a través de los medios de comunicación, que la Asociación del Fútbol Argentino, que usted dirige, ha suspendido el partido amistoso que la Argentina tenía previsto jugar con el seleccionado de Israel", comienza la esquela.
 
"Como presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas no puedo menos que transmitirle la tristeza e indignación que esta noticia ha provocado en el seno de nuestra comunidad", espetó Alberto Indij, presidente de la entidad.
 
"Los países desarrollados tienen como premisa indiscutible una decisión inapelable, aceptada por sus ciudadanos, que es la de nunca negociar con el terrorismo. La suspensión de este partido amistoso entre Argentina e Israel no fue siquiera una negociación con un grupo de violentos extremistas. Fue, directamente, una capitulación", rezan los insólitos argumentos.
 
"Lamentablemente, en este caso, no sólo se perdió la oportunidad de que dos países amigos ofrezcan un espectáculo en paz. Esta decisión nos ha debilitado profundamente como Nación, porque ha demostrado a todo el mundo que el miedo puede vencer, sin que una dirigencia responsable le oponga, siquiera, la más mínima resistencia", continúa el texto. 
 
La DAIA solicita, por este medio, una reunión con la Comisión Directiva de la Asociación del Fútbol Argentino a fin de transmitirle personalmente cuáles son los valores que hoy tratan de erguirse en todo el mundo civilizado, frente a la amenaza de los grupos extremistas", concluyeron.
 
Por su parte, el embajador de Palestina en Argentina, Husni Abdel Wahed, sostuvo que "este partido es como que nosotros celebráramos el aniversario de la ocupación de (las islas) Malvinas, esto sería una aberración, una falta de respeto y una agresión al sentimiento del pueblo argentino".