El embajador de Israel y el presidente de la AFA Chiqui Tapia FOTO: EMBAJADA DE ISRAEL
El embajador de Israel y el presidente de la AFA Chiqui Tapia FOTO: EMBAJADA DE ISRAEL

El embajador de Israel en la Argentina, Ilan Sztulman, negó que la cancelación del partido pueda ser tomada como un acto anti-israelí: "No sentimos que la selección argentina haya discriminado religiosamente a Israel. Esto no tiene nada que ver con discriminación religiosa. Creo que fue una cuestión de miedo y no algo político", dijo.

Destacó que las relaciones entre Israel y la Argentina "son entre dos pueblos y van mucho más allá de gobiernos", por lo que "no van a quedar afectadas de una forma negativa por si el partido fue o no".

Dijo que la situación no tuvo "nada que ver con el gobierno argentino", sino que fue motivada en el temor de los jugadores de "sufrir un atentado fuera de Israel".

El diplomático opinó que Jerusalén es una ciudad "totalmente segura" y reveló que no siente "que la selección argentina haya discriminado religiosamente a Israel".

"Creo que el miedo que tuvieron es que por (lo que pudiera pasar) después del juego, que algún tipo de extremismo islámico los ataque fuera de Israel y esto es algo que sí puedo entender", afirmó Sztulman en una entrevista con la radio FM Late.

Sobre este punto dijo "entender el miedo", ya que "el presidente de la Federación de Fútbol Palestino amenazó a (Lionel) Messi", pero que remarcó que los jugadores no corrían ningún riesgo en Jerusalén.

Consultado por si el gobierno israelí intentó que la Argentina reviera su decisión, el embajador Sztulman aseguró que el primer ministro Bejnamin Netanyahu preguntó al presidente Mauricio Macri si podía influenciar, pero el jefe de estado "le contestó que no podía".

Precisó que "Macri probó con llamar al (Claudio) Chiqui Tapia, pero le dijeron que la decisión ya estaba tomada", aunque remarcó: "Esto no tiene nada que ver con el gobierno argentino. La AFA es una institución autárquica y de hecho los derechos de los partidos los maneja una empresa privada".

Para Sztulman, la suspensión "es una historia triste" ya que la idea del partido era "hacer un acto de paz", y "el hecho de haber cancelado el partido no trae mucha carga positiva a este ideal".

El diplomático recordó que "dos meses atrás un grupo de rosarinos murieron en un ataque terrorista en Nueva York". "Pero, ¿por eso no vas a ir más a Nueva York o a Londres o a París? Creo que la respuesta al terror es continuar la vida y seguir con proyectos que traigan la paz", sostuvo.

A su vez destacó que la selección "canceló también la visita que tenía al Vaticano y eso no tiene nada que ver con política o miedo".