El cabo primero de Prefectura Francisco Javier Pintos declaró como acusado de matar por la espalda a Rafael Nahuel el 25 de noviembre del año pasado durante la represión en Villa Mascardi, Bariloche, ante del juez federal Gustavo Villanueva, el mismo que ordenó el operativo. En las afueras del Juzgado Federal, estuvo la familia del joven mapuche así como la comunidad de la Lof Lafken Winkul Mapu para reclamar justicia.

rafael nahuel
rafael nahuel



Villanueva rechazó la prisión preventiva para Pintos que pidió la querella. "Los prefectos tienen que estar presos sí o sí. Es un sufrimiento de todos los días no tenerlo a Rafita en casa”, declaró a Cítrica la mamá del joven asesinado, Graciela Salvo.

“Si hubiese tenido un poco de dignidad no creo que hubiese hecho eso con Rafa: arrebatarle la vida a un jovencito que tenía toda su vida por delante”, dijo sobre Pintos.

“Estamos acá porque ahora, ahí adentro, está el asesino. No dejaron entrar ni al abogado ni a nosotros, y estamos acá pidiendo justicia por Rafa”, acusó Alejandro, papá de Rafael en diálogo con Cítrica. “Vamos a seguir luchando, y si tenemos que estar todos los días acá, vamos a estar, pidiendo justicia", advirtió.

“El año pasado pasó casi todo el invierno con nosotros. Y este invierno no podemos estar con él. Nos arrebataron una persona muy importante, inocente y buena que no le hacía mal a nadie”, agregó María tía del joven que tenía 22 años.

Noticias relacionadas