Política

Macri conmemoró el Día de la Independencia: eligió dormir y no homenajeó a la bandera

El Presidente encabezó en Tucumán un acto junto al gobernador Manzur. Habló de "tormenta" económica y repartió culpas al referirse a la situación del país.

Macri en Tucumán
Macri en Tucumán

Fiel a su estilo de comenzar el día más tarde de lo habitual para sus funciones, Mauricio Macri durmió más de lo que preveía la agenda presidencial para este Día de la Independencia y pegó el faltazo al acto en el que a las 8.40 se izó la bandera argentina en San Miguel de Tucumán, previo al discurso que pronunció ante invitados y junto al gobernador provincial Juan Manzur.

Bien desayunado aunque todavía con la marca de la almohada apenas tapada por una base de maquillaje, Macri finalmente llegó luego de las 10 de la mañana en un vuelo expreso para el acto central en conmemoración de la fecha patria y, con ese gesto en el lugar de los hechos ocurridos en 1816, eludió participar del clásico tedéum del catolicismo en la Catedral Metropolitana, donde sonaron fuertes proclamas contra el aborto y sobre la situación económica del país.

Acompañado por su esposa, Juliana Awada y la vicepresidenta Gabriela Michetti, entre otros y otras, el mandatario admitió que el país vive una "tormenta" económica pero repartió culpas y habló de "muchas circunstancias, entre ellas temas de gestión, de los mercados externos, de las políticas tomadas por gobiernos anteriores".

"Sabemos a dónde vamos y cómo vamos a lograr las metas que nos hemos impuesto", afirmó en medio de una escalada de despidos, inflación, devaluación y cierres masivos de comercios.

En ese marco, Macri resaltó el reciente crédito de 50 mil millones de dólares aprobado por el FMI y afirmó que es consecuencia de que "los argentinos estamos poniendo el hombro".

"Tenemos un plan de gobierno transparente, un plan orientado a generar más empleo privado para los argentinos", aseguró y pidió no quedarse "a medio camino". Estas últimas palabras de Macri están directamente relacionadas con los dichos que surgieron de su gabinete en las últimas semanas, que en todos los casos aseguraron que lo que viene para este segundo semestre del año es "más ajuste" y "menos moderación", según palabras de sus funcionarios.

Asimismo, el Presidente mandó un mensaje a sus amigos empresarios, que en el último tiempo vienen dándole la espalda, apostando a un dólar reactivo e invirtiendo mucho menos de lo que le habían prometido en campaña. "Muestren un mayor aporte", rogó desde el púlpito.

Noticias de “Día de la Independencia”
Seguinos