El polémico encarcelamiento de Lula Da Silva pone en jaque a la seguridad jurídica en Brasil
El polémico encarcelamiento de Lula Da Silva pone en jaque a la seguridad jurídica en Brasil
La procuradora general de la República de Brasil, Raquel Dodge, expresó este lunes su preocupación después del combate judicial ocurrido el domingo, que enfrentó a jueces del mismo tribunal, debido a una petición de libertad para el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.
 
La Fiscalía remarcó en un comunicado que Dodge manifestó "preocupación por las medidas que puedan poner en riesgo la seguridad jurídica y la legislación procesual vigente, que define con claridad la competencia judicial".
 
El juez del Tribunal Regional Federal de la 4ª Región (TRF-4) Rogério Favreto, lanzó una orden de puesta en libertad del exmandatario, que posteriormente fue bloqueada por el presidente de ese mismo tribunal, Carlos Eduardo Thompson Flores.
 
La Procuradoría General de la República insistió en defender el inicio del cumplimiento de una sentencia después de la decisión condenatoria de la segunda instancia judicial, como lo fue el irregular caso de Lula.
 
Dice que es una forma de "garantizar credibilidad del sistema de justicia y reducir la sensación de impunidad, presente en buena parte de la población".
 
Lula fue condenado a 12 años y un mes de cárcel por presuntos delitos de corrupción y blanqueo de dinero, y desde el 7 de abril se encuentra en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba.
 
Hasta ahora todos los recursos que sus abogados presentaron ante el TSJ y el Tribunal Supremo Federal para lograr la libertad provisional fueron rechazados. (Infonews y Sputnik)