Apenas dos años le han bastado a Podo para situarse entre las compañías de luz más baratas en España. Fundada en julio del 2016, esta comercializadora eléctrica ofrece a sus usuarios la energía verde más económica del país. Y todo ello a partir de una gestión 100% online con múltiples ventajas.

Podo apuesta por la energía 100% renovable con una serie de ofertas eléctricas para el hogar y el negocio al mejor precio. El algoritmo de esta compañía realiza un cálculo de lo que cada cliente puede ahorrarse en su factura de la luz. De ahí que pueda decirse que se trata de una tarifa totalmente personalizada y adaptada al consumo de cada uno.

En Podo solo necesitan conocer la dirección postal de cada potencial cliente para calcular su consumo anual y lo que se ahorraría si contratara sus servicios. Una vez realizado este cálculo, se le sugiere las ofertas más personalizadas a las que puede acceder, con la garantía de brindar siempre los mejores precios.

Además, Podo también garantiza que estos precios siempre sean los mismos. ¿Qué quiere esto decir? Pues que a los clientes de esta comercializadora no le afectarán las variaciones de precio de los kilovatios hora que estamos tan acostumbrados a ver y escuchar en los últimos años.

La factura de la luz más sencilla con Podo

Pero, además de todo eso, una de las grandes ventajas de Podo es la sencillez de sus facturas. Si aún no has sido capaz de comprender el gasto de tu consumo, Podo te lo pone muy fácil. Su factura de la luz se entiende a primera vista para que todos los datos queden muy claros desde el principio.

La facturación tradicional a la que estamos acostumbrados es bastante compleja. Cuando recibimos en casa la factura de la luz, no nos aclaramos demasiado con los números que aparecen. Potencia contratada, periodo de facturación, impuestos… Son muchas las cantidades desglosadas que a veces no nos dejan ver con claridad cuál ha sido nuestro consumo real en electricidad.

Tipos de productos en la facturación

En Podo, sin embargo, todas las facturas son iguales, cambiando únicamente el tipo de facturación. Esta compañía brinda a sus clientes dos tipos fundamentales de productos:

Producto Fijo: el kilovatio hora cuesta 0,125 euros en la Península Ibérica y 0,126 euros en Canarias y Baleares (se mantiene siempre el mismo precio, sin variaciones)

Producto Flexi con discriminación horaria: se divide en dos periodos, Punta y Valle, pagando el cliente lo que consuma

El producto Fijo es una tarifa de tipo prepago. Veamos un sencillo ejemplo: si la factura de luz llega el 1 de septiembre, el cliente pagará la cuota proporcional del mes siguiente (octubre). Por tanto, no se abona el consumo de dicho mes, ya que en este tipo de tarifa será siempre el mismo.

El producto Flexi, en cambio, es prepago (se paga la cuota de potencia contratada) y post pago (se paga a final de mes lo que se ha consumido).

Qué aparece en una factura de Podo

Junto a estos pagos, en la factura aparecerán perfectamente identificados los impuestos eléctricos, los posibles pagos a la comercializadora derivados de diversas gestiones y los descuentos a través de Podo Amigos.

Dependiendo de cada tarifa contratada, la factura será algo diferente. En cada una de ellas nos encontraríamos lo siguiente:

Tarifa Flexi: cuota fija con la potencia, peajes, alquiler del contador, consumo y peajes de energía, impuestos eléctrico e IVA

Tarifa Fijo: cuota fija en la que ya se incorporan la potencia, la energía, sus respectivos peajes y el contador, e impuestos

Tarifa Flexi Tres: aparece la potencia, el consumo, la energía reactiva, los impuestos y el alquiler de equipos

En resumen, en una factura convencional de Podo aparecerán siempre los siguientes elementos:

• Datos del producto contratado por cada cliente

• Datos personales del cliente

• Información publicitaria mensual

• Consumo del cliente

• Impuestos

• Descuentos

• Importe de la factura anterior y estimación de la próxima

• Teléfono de información al cliente

A estos datos se le pueden añadir algunos gráficos que muestren un histórico del consumo eléctrico, estimaciones futuras, recomendaciones para facilitar el control del gasto en electricidad, etc.

Una vez que tengas en tu mano una factura eléctrica de Podo comprobarás que es la más sencilla de leer de todo el mercado energético español. Todos los conceptos se exponen de forma clara para que en ningún momento pueda haber algún atisbo de duda sobre lo que estamos pagando.

Lo cierto es que, tal y como puede comprobarse, la facturación de Podo es la más sencilla que nos podemos encontrar actualmente en el mercado energético. Una compañía que no solo apuesta por los bajos precios y la energía verde sino también por la sencillez y accesibilidad para sus clientes.