foto ilustrativa
foto ilustrativa

Una nena de 11 años fue violada por 18 hombres durante un período de siete meses. El horroroso hecho ocurrió en la ciudad india de Chennai, donde la víctima, que sufre discapacidad auditiva, fue drogada y amenazada para no hacer la denuncia.

Se presume, además, que podría haber otras cuatro personas involucradas pero que no fueron alcanzadas por el brazo de la Justicia.

Los procesados por violación, intento de asesinato e intimidación son operarios y guardias de seguridad que trabajaban en el edificio en el que vive la menor de edad.

La policía explicó que los criminales sedaban a la pequeña con drogas inyectadas, diluidas en bebidas o que le obligaban a aspirar. Además, grababan lo que hacían en video y la chantajeaban con darlo a conocer.

Sin embargo, cansada por el calvario que estaba viviendo, la niña finalmente habló con su hermana mayor, quien estaba de visita en la ciudad y fue la que llevó el caso a las autoridades.

La jornada en la corte fue transmitida por televisión y, luego de la sesión, decenas de abogados se avalanzaron sobre varios de los sospechosos para molerlos a patadas. La Asociación de Abogados del Tribunal Supremo anunció que no defenderá ninguno de los acusados.

Un drama cultural

En India se denuncian más de cien casos de mujeres violadas cada día y las cifras van en aumento. 

Desde mayo último la violación de menores de doce años está penada con la muerte y se ampliaron las penas de cárcel para las violaciones de niñas y mujeres tras el caso del abuso de una niña musulmana de ocho años en Cachemira.

En 2016 se registraron unos 40 mil casos de violación denunciados, de los cuales 2.167 fueron en grupo. El 40 por ciento de los casos denunciados fueron contra menores de edad.