Sociedad

¡Pequeña (gran) victoria!

El joven comunero Facundo Roma explicó como los vecinos obtuvieron una importante conquista para la comuna 8, la misma que tiene el índice de mortalidad infantil más alto y una cantidad inusitada de casos de tuberculosis en la Ciudad. Y ahora piensan ir por más.

Por Facundo Roma, comunero en Villa Lugano, Villa Soldati y Villa Riachuelo (Comuna 8) por Unidad Ciudadana.


La comunidad de la salud que sostiene a diario el funcionamiento y la atención del Centro de Salud y Acción Comunitaria (CeSAC) N° 28 de Villa Lugano logró, la semana pasada, una notable victoria, luego de torcerle el brazo al Gobierno porteño en su intención de cerrar el establecimiento.


Y no sólo eso: los y las trabajadoras del CeSAC consiguieron que las autoridades de la cartera de Salud aseguraran la continuidad del Centro, y también garantizaran la partida presupuestaria para los insumos y salarios que el establecimiento sanitario requerirá para el año 2019.Además, llamarán a concurso los cargos que están vacantes desde hace meses.

Se trata de un gran logro colectivo, teniendo en cuenta, además, la bochornosa deuda que el PRO, a cargo del gobierno porteño hace once años, tiene con la población de nuestra Comuna del Sur de la Ciudad.


La característica principal del Centro de Salud es la aplicación del Plan de Salud Escolar. Esto significa trabajar con el Distrito Escolar N° 21 todos los días, a toda hora, con docentes y estudiantes de 15 escuelas primarias, 14 escuelas de nivel inicial, 3 escuelas materno infantiles, 4 Centros de Primera Infancia, y 4 Escuelas media. Hablamos de unos 13.000 chicos/as.


El 11 de julio pasado el CeSAC fue notificado por funcionarios de la Subsecretaría de Atención Primaria, Ambulatoria y Comunitaria, que el establecimiento sería cerrado.

A partir de esta situación, trabajadores y trabajadoras, sindicatos, comuneros, los legisladores Javier Andrade y Victoria Montenegro de Unidad Ciudadana, asociaciones barriales, organizaciones sociales y políticas, vecinos y vecinas del barrio de Lugano 1 y 2, llegamos al acuerdo mencionado con el Dr. Gabriel Batistella, secretario de Atención Primaria de la cartera porteña de Salud.


La victoria de la comunidad del CeSAC y del Distrito Escolar N° 21 nos permite encontrar el camino para construir las conquistas que tenemos que arrebatarle al gobierno porteño.

Hace 11 años nos vienen mintiendo con el Hospital Grierson, que sigue siendo una “Salita con guardia”.

Ahora tenemos que lograr que las guardias del CeSAC 3 (Lugano 1 y 2) y del 7 (Barrio Piedrabuena) estén abiertas las 24 horas, los 7 días de la semana.


La comuna en la que viven y estudian más pibes/as, en la más se utiliza la salud pública, que tiene el índice de mortalidad infantil más alto, y en la que hay una cantidad inusitada de casos de tuberculosis, no se puede permitir el cierre de un CeSAC. ¡Queremos dignidad e igualdad y vamos a luchar por lo que nos corresponde!

Noticias de “Opinión”
Seguinos