Lagarde se reunió con Macri y otros funcionarios y reiteró el "apoyo" del FMI a la Argentina
Lagarde se reunió con Macri y otros funcionarios y reiteró el "apoyo" del FMI a la Argentina

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, llegó este viernes a la Argentina y desplegó una intensa actividad. Su primera reunión fue con el titular del BCRA, Luis Caputo. Luego se encontró con el ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, para finalmente cenar en la Quinta de Olivos con el presidente Mauricion Macri.

Antes de la comida, la titular del organismo recibió información de primera mano de los funcionarios nacionales sobre la marcha de los esfuerzos del Gobierno para reducir el déficit fiscal, frenar la escalada del dólar, controlar la inflación y empezar a reducir los vencimientos de LEBAC.

Tras el encuentro con Caputo, Lagarde comunicó a través de su cuenta de Twitter la reunión, acompañada de una foto en la que se la ve sonriente. "Ha sido un placer reunirme hoy con el presidente del Banco Central, Luis Caputo. Espero con interés seguir dialogando con el BCRA bajo su liderazgo", decía el texto.

La francesa se trasladó después a la Residencia Presidencial de Olivos para mantener una reunión con Dujovne: "Tuve un encuentro muy productivo con el ministro Nicolás Dujovne. Reiteré el apoyo del FMI al plan de reformas de las autoridades argentinas. Espero con ansias poder participar en los encuentros del G20 este fin de semana bajo su liderazgo", publicó en las redes sociales.

Para cerrar su primera jornada en el país, Lagarde participó de una cena en Olivos con Mauricio Macri, su esposa Juliana Awada, Dujovne, Caputo, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el subdirector del FMI, David Lipton, el director del Departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, y el jefe de la Misión para la Argentina, Roberto Cardarelli.

Es la primera vez que la jefa del Fondo visita nuestro país desde que el organismo le otorgó a la Argentina el megapréstamo, del cual ya desembolsó 15.000 millones de dólares.

El FMI prevé instalar en agosto próximo una delegación en Buenos Aires, con personal técnico y administrativo, que tendrá como tarea controlar de cerca el cumplimiento de las metas económicas y fiscales acordadas con la Argentina.