El sindicato docente Ademys anunció un paro para el lunes 30 y martes 31 de julio en Capital en reclamo por la convocatoria a paritarias del gobierno porteño. Por su parte, el mayor gremio del sector en la Ciudad, Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), esperará hasta el viernes a un posible llamado antes de plegarse a la medida de fuerza con coincidirá con el fin de las vacaciones de invierno.

Télam archivo Infonews.
Télam archivo Infonews.



Como sus pares bonaerenses, los maestros porteños reclaman por la falta de convocatoria del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta y la ministra de Educación del distrito, Soledad Acuña: "El 15 por ciento es rebaja salarial".

"A pesar de los pedidos presentados por el sindicato, el Gobierno no ha llamado a paritaria. Por eso, la asamblea realizada el jueves 11 de julio pasado ha decidido convocar a esta medida de fuerza para exigir un aumento de emergencia y la reapertura de la negociación" declaró en conferencia de prensa el secretario general de Ademys, Jorge Adaro.

En ese sentido, los docentes denunciaron que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires firmó un acuerdo "con sindicatos que prácticamente no representan a ningún docente", que fue del 15 por ciento y en tres cuotas, cuando la proyección de la inflación supera casi el doble lo acordado.