Sociedad

Justicia para Javier Chocobar y los Chuschagasta

Alba Silva

Tras ocho años y diez meses de reclamos permanentes, el 22 de agosto, la Justicia de la provincia de Tucumán comenzará a juzgar a Darío Luis Amín, Luis Humberto “el niño” Gómez y José Eduardo Valdivieso, por homicidio y por las graves lesiones sufridas por Andrés Mamaní y Emilio Mamaní, miembros de la Comunidad.

Fotografía Bruno Cerimele
Fotografía Bruno Cerimele

 

El 12 de octubre, fecha emblemática para los pueblos indígenas de Tierra del Fuego a Alaska, año 2009. Javier Chocobar de la comunidad Chuschagasta cae herido de muerte por el ataque de matones que finalmente van a juicio el 22 de agosto de este año.

Ocho años y diez meses de reclamos permanentes de los comuneros de la comunidad indígena ubicada en el noroeste tucumano.

Para Delfín Gerónimo, integrante del Consejo de Delegados de Quilmes y activo participante de la Mesa por Chocobar la noticia es "una mezcla de alivio y alegria pero también la reflexión de lo que habrá que trabajar para lograr una sentencia justa.El cacique Mamani esta en un estado delicado de su salud a causa de las consecuencias de las heridas recibidas en ese hecho, por lo tanto es un aliciente que se haya fijado fecha aun cuando sabemos que no hay seguridad de que la justicia sea contundente a la hora de dictar las condenas a los asesinos de nuestro hermano Javier".

Los comuneros emitieron un comunicado "Desde la mesa Justicia por Javier Chocobar queremos comunicar a todos y todas que después de 8 años y 10 meses de espera, finalmente se fijó fecha para el inicio del debate oral.

A partir del día 22 de agosto de 2018, la Cámara Penal Sala IV de la Provincia de Tucumán juzgará a Darío Luis Amín, Luis Humberto “el niño” Gómez y José Eduardo Valdivieso, por el homicidio de Javier Chocobar y las graves lesiones sufridas por Andrés Mamaní y Emilio Mamaní, miembros de la Comunidad Indígena de Los Chuschagasta.

Destacamos la importancia de que esta instancia haya llegado. La Comunidad de Los Chuschagasta sostiene este reclamo desde hace casi 9 años, lo que significó para ellos un retardo en el acceso a la Justicia y generó un marco de impunidad para los asesinos. Es en razón de esta persistencia en el reclamo de justicia, que las audiencias de juicio oral por fin se llevarán a cabo.

El caso de Don Javier Chocobar refleja la realidad con la que las comunidades se enfrentan todos los días; un entramado donde el poder político y los intereses económicos buscan apropiarse de los territorios comunitarios, llevando a estos desenlaces, donde los comuneros son violentados en su derecho al territorio y a la vida misma.

*La autora es periodista interesada en Pueblos Indígenas, Socioambiente y Campesinado. Twitter: @Albafwa

Noticias relacionadas
Noticias de “Opinión”
Seguinos