El debate en el Congreso terminó, al menos por ahora, pero las repercusiones siguen generándose. Festejos por parte de quienes querían dejar todo como está, decepción en quienes impulsaban el proyecto para que los abortos dejen de realizarse en forma clandestina y poniendo en peligro la vida de las mujeres.

Parece ser que entre los enojados por la negativa de la cámara alta a consagrar este derecho para las mujeres están un grupo de dibujantes que planeó una modesta revancha: caricaturizar en "figuristas" a los 38 senadores que votaron en contra.

Estos son algunos de los simpáticos resultados: