Todo apunta a la negligencia estatal. (Foto: agencia.farco.org.ar).
Todo apunta a la negligencia estatal. (Foto: agencia.farco.org.ar).

A una semana de la explosión en la escuela 49 "Nicolás Avellaneda" del partido bonaerense de Moreno, el gremio docente se movilizará para recordar y pedir justicia por las muertes de la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez. También exigirán al Gobierno provincial mayor mantenimiento de la infraestructura escolar.

Por un lado, el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) se movilizará a las 18 desde el Congreso Nacional hasta la Casa de la Provincia de Buenos Aires, en avenida Callao 237. "Será una marcha del silencio y de luto en memoria de nuestros compañeros pero también de lucha, porque esto no fue un accidente, esto se podría haber evitado", aseguró anoche la secretaria adjunta de Suteba, María Laura Torre. 

El jueves pasado, cuando faltaban veinte minutos para el ingreso de los alumnos, una explosión por escape de gas en una sala de la escuela primaria N 49 provocó la muerte de la vice Calamano y del portero Rodríguez. Un día antes, un gasista enviado por el Consejo Escolar había realizado tareas de mantenimiento en la red. La comunidad educativa aseguró que hubo por lo menos ocho pedidos de arreglo previos al estallido y los gremios docentes responsabilizaron a las autoridades provinciales por la "negligencia y el abandono" de la infraestructura educativa.

Tras la tragedia, los directores de colegios de Moreno determinaron que no volverían a clases hasta que no se controlaran las instalaciones de gas de todos los establecimientos del distrito. Frente a la medida de fuerza, la Provincia envió los gasistas matriculados"De 113 escuelas a las que mandaron gasistas, en 100 tuvieron que cortar el gas porque había irregularidades. Estas son las condiciones en las que están las escuelas de la Provincia", reveló Torre en declaraciones al canal CN23.

También en Moreno exigirán justicia por los trabajadores muertos con un festival artístico en el acampe montado frente al Consejo Escolar de esa localidad. "Fue una semana muy dura, con mucha rabia, con mucha bronca e indignación, pero todos, los compañeros, la familia, los alumnos, estamos intentando que esa bronca e indignación se conviertan en fuerza para pelear”, manifestó la titular de Suteba Moreno, Mariana Cattáneo. 

“Esta semana vinieron inspectores de infraestructura, arquitectos, gasistas matriculados a mirar las escuelas. Y los maestros decimos que lamentablemente teníamos razón con que estas muertes se podrían haber evitado si estos mismos operativos se hubieran hecho con frecuencia, con regularidad, con planificación”, planteó Cattáneo en diálogo con Radio Gráfica.