Un colectivo de organismos de derechos humanos hizo una presentación para reunirse de manera urgente con el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, por la grave situación de Milagro Sala.

Foto telam
Foto telam



La dirigente de la Tupac Amaru, realiza una huelga de hambre tras ser trasladada a al Penal Federal de Salta el martes pasado en incumplimiento de la resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). "Toda demora podría resultar irreparable", advirtieron en el texto firmado por de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, La Liga por los Derechos del Hombre, la APDH e Hijos.



Además se mostraron "hondamente preocupados" por la situación de Sala a raíz del “agravamiento de sus condiciones de detención, y los riesgos que de ello puedan derivar".

En ese se sentido le piden a Lorenzetti que "disponga lo necesario para que se adopten todas las medidas conducentes a evitar hechos irreparables en el caso".

Además enfatizaron que la resolución de la CIDH, que fue ratificada por la Corte Suprema en diciembre de 2017, tenía por objeto "garantizar la vida, integridad personal y salud" de Sala pero que "nada de eso ha ocurrido".

A su vez denunciaron que la situación se agravó por el traslado "intempestivo" que dispuso el juez Pullen Llermanos en "una evidente violación a disposiciones vigentes y un agravamiento de las condiciones de su detención, que ponen en peligro su vida, comprometiendo a su vez la responsabilidad del Estado argentino ante la comunidad internacional".