Simpatizante de Cambiemos, el economista Miguel Ángel Broda declaró que "Dios quiera que no haya un tercer shock externo" por el impacto que implicaría en Argentina.

Miguel Ángel Broda
Miguel Ángel Broda



“Este shock nos agarró vulnerables y tiene consecuencias de alargar la recesión”, alertó y explicó que “el resto del mundo está asustado, los bancos cortan el crédito a las empresas y eso es un golpe negativo para una economía que había entrado en recesión en abril con altísima inflación”.

"No es fácil vender Argentina” porque los mercados "dijeron basta" e indicó que “este shock político alarga la recesión".

"Es como la casa de uno, si gasto más de lo que ingresa, cuando se corta hay que ajustar”, comparó en diálogo con radio Mitre. “No es una decisión voluntaria pero bueno, es lo único que se pueda hacer", opinó.

"El mundo ya no nos financia, dijo basta. El fondo nos ayudó pero tenemos que seguir colocando deuda y el mundo dice no", alertó.

Noticias relacionadas