Foto: Facebook Campaña Paren de Fumigarnos.
Foto: Facebook Campaña Paren de Fumigarnos.

El Concejo Deliberante de la ciudad de Santa Fe prohibió la utilización y comercialización del agrotóxico glifosato en todo el territorio de la capital provincial. De esta manera se suma a otras urbes del litoral, como Gualeguaychú, Rosario y Paraná, que ya tomaron la misma medida contra el producto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) vincula con el cáncer.

A través de la modificación de la Ordenanza 11.462, las legisladoras y los legisladores prohibieron este jueves la aplicación aérea y terrestre "de productos fitosanitarios de clase toxicológica I, II, III y IV y en especial la utilización del herbicida Glifosato en todas sus variantes dentro de la ciudad de Santa Fe, conforme la Ley Provincial Nº 11.273". 

También prohibieron "la venta al por mayor y menor del compuesto glifosato en todas sus formatos y presentaciones comerciales dentro de la ciudad"

Los concejales del PRO se abstuvieron de votar la iniciativa

La iniciativa fue impulsada por las organizaciones de vecinos y vecinas que integran la Campaña "Paren de Fumigarnos", que busca detener mediante leyes provinciales y ordenanzas locales la aplicación compulsiva de venenos en los pueblos de la provincia de Santa Fe, rodeados por producciones extensivas de monocultivos como la soja. 

“La normativa se constituye como una herramienta importante para el resguardo de la salud de los santafecinos ya que prohíbe la venta del biocida en forma minorista”, dijo Facundo Viola de la  Multisectorial "Paren de Fumigarnos" al portal Conclusión.

“Es común ver en la ciudad y su periurbano, como supermercados, ferreterías y viveros, entre otros, lo comercializan como matayuyo, algo que está normalizado y es de uso común para reducir hierbas en jardines y alrededor de piscinas. Incluso se lo puede conseguir fraccionado de forma irregular y sin etiquetas que adviertan su peligrosidad. Por otra parte, es muy importante el valor simbólico que tiene erradicar el glifosato de la capital de una de las provincias más productoras de soja en el país”, enfatizó. 

Control y sanciones

La autoridad de aplicación será la Secretaría de Ambiente y Espacios Públicos del municipio "o el organismo que en el futuro la reemplace, siendo la responsable de llevar a cabo las acciones de difusión, prevención, control y sanción como así también de la promoción de medidas alternativas para el control de malezas y plagas, en armonía con el ambiente, la salud humana y los derechos de la naturaleza", reza la nueva legislación.

Para quienes utilicen de todas maneras glifosato, el Concejo santafesino dispuso multas que irán de $500 a $30.000. "Este importe podrá duplicarse cuando el infractor sea reincidente o cuando, a juicio de la autoridad de aplicación, concurran circunstancias agravantes. Todo sin perjuicio de la inhabilitación temporaria o definitiva de los establecimientos, empresas y profesionales responsables", advierte ahora el artículo 3º de la Ordenanza N° 7.882 sobre Régimen de Infracciones y Penalidades.