Foto Telam
Foto Telam

La petroleras aplicaron desde esta medianoche pasada un nuevo aumento en los combustibles que repercutirá en el bolsillo de los consumidores. Las subas van entre el 2 y el 12%. Es por el traslado de un impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC) a precios y por una suba de tributos al sector de biocombustibles. Aún se espera el impacto de la inflación y la subida del dólar.

Así, por ejemplo, la empresa YPF, subió sus naftas un promedio de 2,5%. La nafta Super pasó de $29,60 el litro a $30,34; la Infinia de $35,65 a $36,42; el diésel de $25,94 a $26,38 y la Infinia Diésel de $31,19 a $31,65.

En tanto, la suba en Shell fue más pronunciada, del 12%, ya que ya trasladó a precios la subida del dólar de la semana. El litro de super pasó de $ 30,28 a $33,91; la Premium de $36,95 a $40,99; el diésel de $27,26 a $30,53 y diésel Premium de $32,73 a $36,66.