Política

Continúa la danza de nombres en Olivos: Macri le ofreció a Prat Gay la Cancillería

Horas intensas en la quinta presidencial. Funcionarios que entran y salen y el teléfono rojo que no para de sonar. La duda sobre Lopetegui y Quintana.

Mientras nadie sale a desmentir que el Poder Ejecutivo reduciría como nunca en la historia la existencia de ministerios (entre ellos dos clave, que son los de Salud y Ciencia), el presidente Macri recibe funcionarios como un Papa recién asumido y por estas horas sobran promesas y ofrecimientos.

El primero en la lista que parece que ya está adentro es Adolfo Prat Gay, el (por ahora) malogrado extitular de Hacienda que volvería a ser funcionario de Cambiemos pero lejos del que fue su sueño de estos días. Si bien en medio de la megadevaluación salió a presionar con la frase "acá falta un ministro de Economía", Macri optó por mandarlo de gira y le ofreció ser el nuevo Canciller, en reemplazo de Jorge Faurie.

En tanto, otro ex que podría volver al poder es Carlos Melconián, quien salió eyectado del Banco Central a poco de asumir pero tiene varios números para volver al calor del Poder Ejecutivo. Sin embargo, todavía no queda claro si finalmente reemplazará al caído en desgracia Nicolás Dujovne, que por estas horas intenta confirmar si viajará a Washington a reunirse con Christine Lagarde en el FMI o volverá a tomar whisky en algún canal de cable.

Por otro lado, Melconián no se lleva bien con el poderoso jefe de Gabinete, Marcos Peña, que por el momento parece ser el funcionario más atornillado a su silla pese incluso a ser el más bombardeado por los medios oficialistas en los últimos días (entre otras cosas, se lo culpa de haber motorizado el discurso de 1`40" de Macri que dio iniciio a la estampida del dólar).

Otro dato que retarda la entrada de Melconián es su difundida exigencia de que la cartera económica adquiera proporciones gigantes y obtenga la subordinación de áreas como energía, obra pública, transporte, industria y comercio. 

El factor Carrió

Por otro lado, uno de los ruidos con los que convive Macri en Olivos es la voz de Elisa Carrió, quien oficia de pitonisa todo terreno pero a la vez como petardo político que amenaza a cada paso la convivencia en la alianza oficialista. Dos de los funcionarios que más posibilidades tienen de quedar afuera del manejo de la Economía son Gustavo Lopetegui y Mario Quintana (enfrentados a Melconian)

Sin casualidad alguna, en cuanto comenzaron a sonar sus nombres como posibles fichas de intercambio, Carrió no dudó y disparó que son "los mejores funcionarios" del Poder Ejecutivo. Quizá por esto es que algunas fuentes oficiales se apuraron a decir que ambos podrían ocupar otros cargos en el Poder Ejecutivo si es que la jugada del economista de origen armenio tiene éxito.

Noticias de “Prat Gay”
Seguinos