Las señales de debilidad y desorientación que viene dando en las últimas horas el gobierno de Mauricio Macri hacen que hasta sus más firmes sostenes mediáticos intenten tomar distancia para defender su propio pellejo y no quedar pegados ante una eventual debacle.

Es el caso de dos de las principales espadas del macrismo durante los últimos años (tanto cuando era oposición como desde que asumió): Jorge Lanata y Luis Majul.

Ambos operadores hasta ahora ultraoficialistas salieron a abrir el paraguas en sus respectivos ciclos dominicales, ante el asombro -y en algunos casos el enojo- de sus fanáticos en las redes sociales.

Lanata, en su alicaído programa de Canal 13, afirmó que "el gobierno terminó favoreciendo a los sectores más ricos y jodió a su propia base electoral". Luego preguntó: "¿Cuánta gente conocen que votó a Macri y que hoy dicen 'lo que hice fue una cagada'?". Para concluir, respondiéndose: "Un montón de gente que yo conozco me dice eso".

En cuanto a Majul, quien conduce La Cornisa, por América, sus palabras fueron: "Quiero empezar de nuevo, con mucha prudencia y con mucho criterio, pero sin mentirte, sin venderte nada: este es el momento más dramático del gobierno y del país desde la crisis del 2001".

Para peór, completó la frase con un extraño fallido: "Y yo quiero que este gobierno siga, eh, hasta octubre (SIC), ninguna duda".

Luis Majul en el programa La Cornisa