El ministro de Hacienda y Finanzas Nicolás Dujovne pasó toda la noche retocando las palabras que iba a decir esta mañana al mismo tiempo que abrían los mercados y luego de las palabras (que llegaron con una hora de retraso) de Mauricio Macri. Fue un discurso que inició con algunas definiciones políticas, básicamente culpando al gobierno anterior ("los cuadernos de la corrupción kirchnerista", dijo puntualmente) a la hora de referirse a los problemas que vive el país. 

Pero el tambaleante piloto de la economía argentina hizo anuncios puntuales no sin reconocer que "hay argentinos, argentinas, que lo están pasando mal" y que son "plenamente conscientes de esta situación".

"Tenemos que superar esta situación y lo vamos a hacer", prometió y culpó al déficit fiscal de todos los males del país. "Argentina arrastra desde hace 70 años un déficit fiscal crónico", aseveró y agregó: "Debemos reconocer que hemos cometido errores. En nuestro afán de balancear todos los objetivos dejamos descubierto el flanco fiscal y eso generó un impacto mayor en la Argentina que en otros países".

La conferencia completa de Dujovne.

Sobre los anuncios, Dujovne confirmó lo que se preveía sobre la llegada de nuevas retenciones a las exportaciones. Se tratará de un gravámen temporario a través del cual busca recaudar cerca de 150 mil millones de pesos en los próximos 24 meses.

El impuesto será de 4 pesos por dólar exportado a los productos de producción primaria o de escaso valor agregado y de 3 pesos para el resto de los sectores. Según el ministro, la medida se extenderá hasta diciembre de 2020. “Vamos por un impuesto transitorio porque entendemos que la rentabilidad del sector exportador es elevada con este tipo de cambio”, aseguró.

También, indicó que habrá una "reducción al 18% en la alícuota para porotos, harinas y aceite de soja", medida que se efectivizará desde este lunes. "Las retenciones a la soja tenían un programa descendente para confluir al 18% en septiembre de 2019. Lo que hacemos es acelerar desde hoy la confluencia a ese 18%, desde el 25,5% actual", puntualizó el ministro.

El titular de Hacienda aseguró que la meta es reducir el déficit fiscal este año al 1,3% (la mitad de lo previsto), a cero en 2019 y alcanzar un superávit del 1,3% para el 2020. Para lograr esos objetivos, además de las políticas recaudatorias, anunció un ajuste brutal del "gasto público": recortarán un 0,7% del PBI en inversión pública (lo que significa un ahorro del 50% en ese rubro). 

Las medidas de ajuste anunciadas para reducir el déficit fiscal by INFOnews on Scribd

En este punto, Dujovne precisó que también achicarán 0,5 % los subsidios e informó que Nación pasará a las provincias las bonificaciones al transporte públicos de pasajeros y la tarifa social eléctrica, una medida que sólo puede generar mayor desigualdad en el país debido las distinta capacidad recaudatoria que poseen las administraciones provinciales.

Ante una pregunta acerca del tipo de cambio, el ministro se desmarcó y le tiró la bola al Banco Central de la República Argentina. “No sé cuánto va a estar el dólar. Es una política que lleva delante el BCRA. Es un tipo de cambio depreciado para las posibilidades que tiene Argentina. En el mundo, ha habido un corte a las economías emergentes en general. Cuando teníamos tipo de cambio fijo esto no se notaba. Nos parecía que estábamos mejor porque no subía el tipo de cambio, pero había más desempleo y nos hacíamos menos competitivos”, consideró.

En este marco de crisis, el funcionario debió admitir que la economía caerá más del 1% del PBI que estaba proyectado para este año. "Vamos a estar revisando las cifras en los próximos días, asumiendo que la recesión de este año va a ser más pronunciada que la que preveíamos", dijo el funcionario.